Piden el desafuero de los diputados Urribarri y Báez

El juez de Transición Nº 2, Dr. Gustavo Maldonado, pidió el desafuero de los diputados provinciales Sergio Urribarri -presidente de la Cámara Baja- y Pedro Báez, en el marco de la causa en que se investigan irregularidades en el manejo de la publicidad oficial durante la administración urribarrista. El oficio ingresó este martes en la Cámara respectiva, donde deberá seguir el trámite legislativo en que se analizará si se da curso o no. A fin de abril el Tribunal de Apelaciones compuesto por Gervasio Labriola, Gustavo Pimentel y Alejandro Grippo, había rechazado los recursos de apelación interpuestos por las defensas técnicas del ambos imputados, y confirmó el auto de procesamiento dictado por el juez que ahora pidió los desafueros. La causa se inició a raíz de una denuncia del dirigente radical Jorge D´Agostino, en 2013, y busca determinar las responsabilidades en el delito de negociaciones incompatibles con la función pública en el presunto direccionamiento de un contrato de publicidad a favor del empresario Germán Buffa. De ANALISIS DIGITAL

Casi cinco años después de la denuncia, el juez Gustavo Maldonado decidió procesar a principios de marzo a Sergio Urribarri, Pedro Báez y Germán Buffa, y los dejó camino a un nuevo juicio por un delito de corrupción, que se les suma -en especial a Urribarri y Báez, ambos con fueros legislativos hasta el 11 de diciembre de 2019- a una larga lista de hechos por corrupción en el Estado entrerriano.

El año pasado, cuatro años después de la denuncia de D’Agostino, la fiscal Viviana Ferreyra había imputado a los tres en cuestión y solicitó al juez de Transición que les tome declaración indagatoria. Primero la indagatoria se fijó en diciembre, pero los defensores lograron reprogramarla para febrero.

La denuncia de D’ Agostino advertía que el gobierno de Urribarri adjudicó 1 millón de pesos en publicidad a diarios y revistas, a los que no identificó y 500.000 pesos a Global Means SA, firma comercial con fecha de contrato social el 15 de agosto de 2011, con domicilio fiscal en La Plata, en Avenida 462, Piso 7, Departamento B, entre calles Agrelo y México.

Además, señaló que entre los medios más beneficiados con publicidad estuvieron el canal C5N (perteneciente al Grupo Indalo, cuyo ex dueño fue el empresario Cristóbal López), con 200.000 pesos; SA Entre Ríos (El Diario de Paraná), que percibió 271.000 pesos, y diario Uno (Vila-Manzano), con una cifra que ronda los 800.000 pesos. La imputación precisaba que siendo Urribarri gobernador, y Báez director de Información Pública, el 1° de julio de 2011 habrían direccionado hacia Global Meanas SA dos avisos para publicar en el diario Agroempresario, en las ediciones de agosto y septiembre de 2011, según una síntesis publicada por el sitio Entre Ríos Ahora.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *