La confesión de Wagner: Admitió que abusó de Micaela pero dice que no la mató

Declaró ante el Tribunal que lo juzga en Gualeguay. Admitió que cargó a Micaela en el auto junto a los otros imputados y que la violó, pero aseguró que no la mató. El juicio por el crimen de Micaela García, la joven que fue secuestrada, abusada y asesinada en abril pasado, en la ciudad de Gualeguay, se inició esta mañana, en los Tribunales de esa localidad. Los tres acusados de “abuso sexual con acceso carnal en concurso ideal con homicidio calificado por alevosía, criminis causa y femicidio”, son Sebastián Wagner de 31 años y con una condena previa por dos violaciones; Néstor Pavón, de 35, el dueño del lavadero en el que trabajaba el violador, y el hijo de la pareja del primero, Gabriel Otero, de 21 años.


Los tres sujetos pueden ser condenados a una pena de prisión perpetua, si se demuestra en las audiencias, que fueron responsables del delito que se les atribuye.
Fuertemente custodiados, los tres sujetos ingresaron a la sede judicial de Gualeguay y en su primer encuentro tras varios meses de estar en prisión, hubo gritos y reproches entre los acusados, pudo saber Elonce.com.
Ante tal tensión entre los tres sujetos, el jefe del operativo policial, ordenó a los efectivos que custodian a Pavón, Wagner, y Otero, que estén al máximo de atención porque había mucha tensión entre ellos.
En el inicio de las audiencias, Sebastián Wagner se refirió a aquella noche de abril en que se cometió el crimen de la joven estudiante en Gualeguay. En su declaración, según pudo saber Elonce.com, Wagner admitió que cargó a Micaela en su auto (Renault 18 Brek), junto a los otros imputados. Además, reconoció que abusó de Micaela García, pero aseguró que no la mató.
Por otra parte, se supo que Wagner señaló a Pavón como el autor del asesinato de Micaela, y sostuvo que solamente ayudó a su ex patrón, a deshacerse del cuerpo de la joven.
Según contó a Elonce TV, el abogado querellante, Jorge Impini, “Wagner dice que él se limita al abuso y la parte del homicidio se la endilga a Pavón, pero asume su responsabilidad, la reconoce y pide perdón por lo que pasó”, remarcó el letrado.
En tanto, Impini no descartó que se produzca un “careo” entre Wagner y Pavón, debido a las diferentes versiones de los hechos que esgrimen los imputados. Además, el abogado querellante resaltó a Elonce TV que “de las pruebas producidas, durante el crimen, siempre hubo dos o más personas; y esa es la teoría que vamos a probar”, remarcó.
La situación de Otero y Pavón

Por otra parte, señaló que “existes contradicciones en los dichos de Pavón. Es la quinta vez que declara y yo te diría que no ha logrado una declaración igual a la otra. Él cambia elementos, y cambia determinadas cosas para tomar distancia de las personas, del hecho, del día, del lugar o los mejora, y otras cuestiones que se van a tener en cuenta en el juicio”, explicó Impini.

En lo que respecta al hijo de la pareja de Wagner, el abogado querellante, dijo a Elonce TV que “su situación es más particular, porque lo menciona un testigo y ahora, veremos que fuerza tendrá ese testimonio, pero no lo involucran ni Pavón, ni Wagner. Su situación se verá con el devenir de los días, con el testimonio y alguna otra prueba que surja”, sostuvo.
Por otra parte, Wagner pidió no estar más presente en las audiencias que restan desarrollarse en el juicio por el brutal crimen de Micaela y manifestó que solamente quiere presenciar cuando se lea el adelanto de la sentencia, supo Elonce.
Ante tal solicitud, tanto los defensores, como el Ministerio Público Fiscal y la querella, estuvieron de acuerdo en aceptar ese pedido y por tal motivo, alrededor de las 10.40, en medio de un fuerte operativo policial, Sebastián Wagner fue trasladado hacia la Unidad Penal Nº 7 de la ciudad de Gualeguay.
Con un casco y un chaleco antibalas, Wagner fue subido a un móvil policial, y con una custodia de cinco policías, fue llevado a la cárcel de Gualeguay.
En tanto, Wagner también declaró ante el Tribunal de Juicio y Apelaciones de Gualeguay, integrado por los jueces María Angélica Pivas, Javer Cadenas y Darío Crespo, que teme por su vida y no quiere permanecer en la cárcel de Gualeguay, porque según asegura: “lo quieren matar”.
Por tal motivo, solicitó ser trasladado nuevamente a la Unidad Penal Nº8 de Federal, donde se encontraba alojado hasta ayer por la mañana. Wagner sostiene que quiere volver a Federal porque se siente más seguro, supo Elonce.
Ante tal situación, se supo que para resolver tal pedido, el tribunal debe establecer si no va a ser requerido en alguna audiencia, por lo que resta que la Justicia, decida si admite el pedido del imputado, de ser trasladado nuevamente a la cárcel de Federal, donde había sido alojado tras su detención en abril de este año. Elonce.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *