Etchevehere sigue en la mira de la justicia por un subsidio

La Cámara Federal de Casación revisará el fallo que absolvió al ruralista entrerriano por un subsidio de 900 mil pesos que le otorgó el Banco Nación. En la misma causa está involucrado el ex titular de la entidad, Carlos Melconian. La Cámara Federal de Casación revisará la causa contra el ex titular del Banco Nación, Carlos Melconian, por el irregular otorgamiento de un subsidio de 900 mil pesos destinado a “agricultores familiares”, que la entidad asignó a una estancia del titular de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Luis Miguel Etchevehere. A ambos se les imputan los delitos por “negociaciones Incompatibles con la función pública y administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública”.


La denuncia, por la que habían sido sobreseídos en primera y segunda instancia, fue presentada a fines del año pasado por el abogado Alejandro Sánchez Kalbermatten, quien alertó que el Banco Nación le otorgó el subsidio al establecimiento rural de Entre Ríos Las Margaritas SA amparándose en una ley para los “agricultores familiares” ante “desastres agropecuarios”. La denuncia de Kalbermatten indica que incluso la transacción por 900.000 pesos figuró en la Resolución del Banco de la Nación Argentina del 7 de septiembre de 2016.

Sin embargo, la Ley 26.509, que creó el Sistema Nacional para la Prevención y Mitigación de Emergencias y Desastres Agropecuarios, especifica en su artículo 24 que esas ayudas económicas tienen que contemplar “el principio de equidad y dar prioridad a los productores agropecuarios considerados como agricultores familiares”.

“Este no parece ser el caso de la familia Etchevehere, a la que se la ha llegado a llamar ‘Dinastía Etchevehere’ en su Entre Ríos natal, por la riqueza que ha logrado acumular a través de los años”, señaló el denunciante en el escrito presentado en diciembre del año pasado ante el fiscal Jorge Di Lello, quien impulsó la investigación.

Como develó Página/12 en agosto de este año, además, en las actas del directorio de la empresa consta que el dinero no se necesitaba para cubrir ninguna catástrofe climática, sino para cubrir el último pago de un préstamo que les sirvió para concretar una operación de vaciamiento de otra sociedad del mismo grupo.

El objetivo inicial habría sido también el de blanquear un pago al financista Walter Grenón, imputado en otra causa por evasión tributaria en la que colabora la Procuraduría contra la Criminalidad Económica y el Lavado de Activos (legajo N° 669, caratulado “Denuncia por presuntas maniobras defraudatorias al fisco e irregularidades contables y bancarias”).

El juez federal Sergio Torres, en primera instancia, y la Sala Segunda de la Cámara rechazaron las imputaciones en contra de ambos y también desestimaron la pretensión de Sánchez Kalbermatten de constituirse en querellante. Pero ahora será el máximo tribunal penal del país el que se expida sobre la denuncia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *