Buena noticia para Entre Ríos: Argentina exportará carne aviar a Canadá

La Agencia de Inspección de Alimentos de Canadá confirmó la certificación de embarques de carne de pollo de Argentina. El 60% de las exportaciones del sector se origina en granjas entrerrianas, que acrecentarán sus ventas.


El Gobierno nacional informó que culminaron con éxito las negociaciones comerciales y sanitarias llevadas a cabo en forma conjunta por el Ministerio de Agroindustria, la Cancillería y el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) ante las autoridades de Canadá tras las que se logró la apertura de ese país para carne y productos aviares argentinos. La novedad, conocida oficialmente ayer, es una muy buena para Entre Ríos, la principal provincia avícola del país.

“Que los mercados internacionales sigan abriéndonos las puertas significa que Argentina está recuperando la confianza de compradores, por nuestro compromiso y calidad en los alimentos”, señaló el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, y agregó que “esta apertura sanitaria del mercado canadiense es un resultado muy esperado por el sector productivo de carne aviar de nuestro país ya que ampliará el volumen de envíos con agregado de valor”.

Por su parte, el canciller argentino, Jorge Faurie, expresó la “satisfacción por haber concretado este paso, que fortalecerá nuestro intercambio comercial con Canadá. Es también una nueva demostración del exitoso trabajo conjunto de la Cancillería con el Ministerio de Agroindustria y el Senasa para acelerar el acceso de productos argentinos con alta calidad y valor agregado a los mercados internacionales. Continuamos cumpliendo con la indicación del presidente Mauricio Macri de crecer, exportar y ser el supermercado del mundo”.
Próximos pasos

A partir de ahora, nuestro país debe enviar el listado de las empresas autorizadas y que manifiesten su interés en exportar a Canadá. Luego, el CFIA tendrá cuatro días hábiles para publicarlo en su página web y a partir de ese momento quedaría confirmado el listado de empresas habilitadas de manera oficial.

“El trabajo activo de la Secretaría de Mercados Agroindustriales, a cargo de Marisa Bircher, el Senasa y del Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA), permitió conseguir la apertura de un destino de real importancia para las firmas nacionales”, se destacó desde el Ministerio de Agroindustria.

Canadá importa unas 70.000 toneladas al año de este producto, siendo los principales abastecedores Estados Unidos, Tailandia y Brasil. Argentina es muy competitiva en este sector a nivel mundial, teniendo en cuenta su excelente estatus sanitario de libre de influenza aviar y enfermedad de Newcastle.

En noviembre pasado, el presidente Macri y el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, “identificaron una variada gama de sectores en los que avizoran que se podrán profundizar las relaciones económicas y comerciales, como así también los flujos de inversión. El sector de la carne aviar fue prioritariamente identificado por Argentina para lograr la apertura de mercado”, agregó la cartera agroindustrial.

Argentina exporta al país del norte productos agroindustriales por un valor de 165 millones de dólares, siendo los principales rubros vinos, cítricos, peras, manzanas, arándanos, aceites esenciales, jugos de frutas, y ahora se espera que la apertura del mercado de carne aviar incremente para el año próximo las ex
Oxígeno para la cadena avícola entrerriana

La apertura del mercado canadiense a la carne aviar argentina es una muy buena noticia para la cadena avícola, que tiene a nuestra provincia como eje central

La avicultura argentina, según datos oficiales, genera unos 100.000 puestos de trabajo y de éstos 50 por ciento son de Entre Ríos.

Por su parte, la avicultura entrerriana tiene más de 6.500 galpones de crianza de pollos parrilleros, esto significa el 54 por ciento de las granjas del país, desde donde sale más del 60 por ciento de las exportaciones de carne aviar.

Esta apertura –a pesar de que todavía no se tienen precisiones sobre toneladas a exportar– puede suministrar un poco de oxígeno al sector que desde hace algún tiempo viene denunciando, a través de sus entidades, una situación complicada por la pérdida de competitividad del país en los mercados internacionales. Costos de producción elevados, tipo de cambio estancado y fuerte presión fiscal, entre otros factores, pusieron a la cadena en un laberinto del que le es difícil salir.

La falta de crecimiento de las exportaciones y la pérdida de algunos mercados, por aquellas razones, además, generó una sobreoferta en el mercado interno que, a pesar del alto consumo de los argentinos, es un cuello de botella complicado. Canadá, en este marco, puede traer algún alivio a los preocupados actores de avicultura argentina en general y entrerriana en particular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *